La moda hipster a sido cuestionada sin cesar, muchas opiniones de expertos de la moda afirman que ya es historia. Esta tendencia social tiene un ímpetu que se está extendiendo más allá de sus raíces urbanas. Hay quien pone en duda las camisas de cuadros, las bicicletas de piñón fijo, los hábitos culturales y alimentarios variados, las barbas frondosas, los sombreros... 

La tendencia hipster es más omnipresentes que nunca

La cultura hipster siempre se a plantado raíces en las zonas más alternativas de las grandes ciudades. Brooklyn, Nueva York, fue la cuna de esta cultura urbana pero muchos otros barrios de las grandes capitales de la moda en seguida aceptaron este movimiento como suyo. El Distrito 3 de París,  Shoreditch en Londres, Kreuzberg en Berlín y Södermalm en Estocolmo son claros ejemplos de ello. Aunque este estilo de vida, por su naturaleza, siempre llega y se instala en las grandes metrópolis podemos ver como en la actualidad se ha esparcido por todo el globo.

La popularización de la moda hipster y su fin, las grandes masas

En muchos grandes almacenes de las grandes ciudades encontramos rasgos hipster. En algunos casos decir rasgos no es suficiente, algunos se han aprovechado por completo. En las zonas "altas, intelectuales y burguesas" encontramos tiendas de todo tipo que destacan por su ambientación hipster. Los productos que se venden en ellas igual... basados en esta tendencia, una de las más importantes de lo que llevamos de siglo.

Ahora es fácil ser hipster. En cualquier zona de shoping puedes hacerte un tatuaje, probar un té, comprar prendas de segunda mano o comer un brookie. Lo sentimos, pero eso NO es ser hipster.

Qué es en realidad ser hipster? (y que no?)

La traducción literal sería inconformista. Los hipster vienen de abajo, de la clase trabajadora del Brooklyn de los 90's, 80's, 70's.... incluso antes. Más tarde la clase media, huyendo de la subida de precios de Manhattan se instaló en este barrio. Poco a poco Brooklyn se convirtió en el núcleo para la juventud, el arte y la música de calle.

Este movimiento causó impacto. Por fin nació algo distinto, algo alternativo, algo que salió desde y para la gente. En los últimos años hemos visto como las grandes superficies aprovechan la buena fama de algo tan puro para lucrarse. Hemos presenciado como se a popularizado una imagen equivocada del movimiento solo para que algunos ganen dinero.

El fenómeno hipster

El movimiento hipster es un fenómeno social, no una tendencia de moda. Los hispter son bohemios urbanos que se ayudan mutuamente, que tienen el deseo de producir y consumir de una manera alternativa. Buscan autenticidad, son personas creativas que se dedican a su trabajo por amor, historias significativas. 

Visten distintos porque intentan pensar distinto, ir más allá de la realidad que los rodea para criticarla, la única manera de mejorarla. Modernos pero sin renunciar a sus orígenes, entienden que evolución no es deteriorar todo lo que tocan, no es explotar los recursos hasta la saciedad. Evolucionar es ser sostenible. 

Ha surgido una comunidad real, personas que desean desconectarse de un mundo hiperconectado y deshumanizado, artistas y otros que no encajan en la definición clásica de éxito.

Como el consumismo ha explotado todo lo hipster

Como podemos apreciar claramente, todo lo expuesto anteriormente no tiene cabida dentro de una simple moda.

Por desgracia, La cultura hipster se ha convertido en una campaña comercial global. Algunas ciudades occidentales han basado el consumismo sobre esto. "Los Ferrari y el champán de antaño han sido reemplazados por boletos de metro, bicicletas y capuchinos para llevar", dice McWilliams, ex asesor del Gobierno británico.

El estilo de vida hipster ha sido un terreno fértil donde muchas empresas han podido basar sus campañas publicitarias, de este modo no ha hecho falta pensar durante un tiempo. Qué algo capta la atención de la gente a mi alrededor? Lo copio, lo mimetizo, le subo el precio y lo lanzo al mercado a competir, competir y competir. 

El mundo necesita modas para que no se paren las fábricas. Si nos acostumbramos a reciclar, reutilizar, a no desechar prematuramente o a ir en contra de la obsolescencia programada que sera de las grandes economías?

El fin de la moda hipster

Se podría pensar que los hipsters están muriendo. Solemos etiquetar la moda como algo temporal, es famoso el concepto "pasar de moda". Pero que pasa si una tendencia cruza ese limite? que pasa si lo que era una moda, una vestimenta es en realidad en una forma de vivir, de pensar, de actuar?

Todos aquellos que critican las camisas de cuadros, las bicicletas, los sombreros o las barbas son grandes analistas de moda, eso seguro. Pero creemos que no se concentran en analizar la fotografía entera. El movimiento hispter, a diferencia de las modas, puede evolucionar. Las cosas cambian y las culturas también. En un mundo dinámico la gente se adapta. Los hipsters analizar, calculan, critican. NO SE CONFORMAN. Por eso no se puede etiquetar lo hipster como moda, y menos de vestir. Si es cierto que visten distinto, pero tales atuendos incorporan un mensaje. 

En conclusión, las tendencias nacen, se viralizan y la posterior explotación las quema. Las utilizan hasta que no les queda ni una gota de zumo (o dinero) por exprimir. 

Las culturas son mucho más. El movimiento hippie nació muy puro y murió por culpa de su buena fama. De repente la gente dejó de pensar hippie y empezó a solo vestir hippie. En la actualidad hay pocos hippies reales. Esperemos que a los hipsters no les pase lo mismo y puedan aguantar las envestidas del consumismo. Para nosotros, la culutra hipster esta más viva que nunca.